SELECCIÓN DE DOCUMENTOS PUBLICADOS POR J. CORIA EN 2009

Estereoscopica

Colección de textos extraída de  CORIA J:, “El Instituto Jorge Manrique de Palencia: una mirada hacia el futuro”, en La Enseñanza Secundaria y el Instituto Zorrilla. Ciento cincuenta años formando la sociedad de Castilla y León. Valladolid, 2009 (pp. 101-120)

Annex (fragments) by CORIA J., “The Institute Jorge Manrique of Palentia”: a look into the future”, in Secondary Education and the Institute Zorrilla. Valladolid 2009 (pp. 101-120)

1) El Instituto palentino visto por su Director D. Inocencio Domínguez (Memoria inauguración del curso 1860-181)

“Hay una circunstancia … que nos perjudica mucho. La posición excéntrica de este edificio, las formas irregulares de su construcción y la pobreza que en todo él respira, producen una impresión tan desagradable en el que por primera vez entra en él, que da lugar a formar del Establecimiento un juicio desfavorable … Pero no desmayemos por eso, amados compañeros; si no tenemos un edificio espacioso y magnífico como otros Institutos, si las cantidades que hubiéramos de invertir en su decoración y adorno nos vemos en la necesidad de emplearlas en la conservación de sus antiguas y ruinosas paredes, tenemos en nuestro favor un precioso material científico para el servicio de la enseñanza en todas las asignaturas, una matrícula numerosa y el resultado de los exámenes y demás ejercicios literarios, que son el verdadero criterio por el que se juzga de la importancia de un establecimiento literario”

2) Necesidades de dotación de recursos para la enseñanza (Memoria de inauguración del curso 1859-1860)

“Para que los institutos debieran tener la categoría de primera clase y gozar de la prerrogativa de poder conferir á sus alumnos el grado de Bachiller en Filosofía, establecía el citado plan como condicion absolutamente indispensable que los gabinetes de Física, Química e Historia natural estuviesen provistos de los objetos, aparatos é instrumentos necesarios y las demas cátedras de estos establecimientos de los medios convenientes para la mejor enseñanza de los alumnos. Nada existía en esta Capital, a pesar de haber sido la primera cuna en que se mecieron las ciencias en España, y sin embargo la Diputacion provincial celosa siempre de las glorias de este País y animada del patriótico sentimiento de que su Instituto en nada desmereciera á los de las otras Capitales, abrió sus arcas, puso á disposicion de la Junta inspectora de este establecimiento las cantidades suficientes, y muy pronto se vió éste enriquecido con un material de enseñanza que puede competir con el de los mejores establecimientos de su clase.”

3) Embellecimiento del Centro (Memoria de inauguración del curso académico 1863-1864)

“Practicadas en el curso anterior las obras de ensanche del edificio que el crecido número de alumnos concurrentes á esta Escuela reclamaba y los departamentos que el buen servicio exigía, en el que acaba de concluir se ha procurado ir adquiriendo el menaje necesario para el servicio y decoración de los mismos. Con este objeto se han construido y colocado en tres Cátedras asientos nuevos con respaldo; se han arreglado y uniformado en otra los que ya existían. Se han empapelado el despacho de la Direccion, la Secretaria y sala de Togas ó descanso de Profesores. Se han adquirido, un retrato de S.M. la Reina (q.D.g.), y para la colocacion de este un nuevo, elegante y alegórico pabellón-dosel ideado y dirigido por el Profesor de Dibujo, Sr. Velasco; un estrado decente forrado de terciopelo de Utrech para el despacho de la Direccion; otras doce sillas forradas de gutapercha, una mesa con tablero y faldones de nogal para la sala de Profesores, y tres sillones giratorios de caoba forrados con gutapercha de superior calidad para el salon de actos. Se ha habilitado en el vestíbulo del edificio una habitación para el portero; se han hecho seis divisiones de tabiquería con sus puertas correspondientes en los cuartos de reclusion para la conveniente separacion de los alumnos penados; se ha colocado una cañería para recoger las aguas del patio nuevo; se ha arreglado un cuarto bajo para carbonera, y se ha reparado el pavimento de las Cátedras antiguas.”

4)  Obras para la mejora de gabinetes y laboratorios de Ciencias (Memoria curso 1879-1880)

“ Reseñándola ahora mas detalladamente diré, que lo principal en la misma, fué la perforacion de una pared maestra exterior, como asimismo las de otros dos paños interiores; la primera para conseguir la luz que era indispensable á la porcion de local destinado a aula para las referidas enseñanzas de Física y Química é Historia Natural, rasgándose de este modo un hueco para una holgada puerta vidriera, que á la vez da paso á un balcon de hierro de regulares dimensiones, que á este objeto fué también totalmente construido. La segunda rotura y primera de las interiores obedeció al propósito de poner en comunicacion con la indicada cátedra, los gabinetes que atrás hice mencion; empero el desnivel del suelo entre aquella y estos motivó el ajuste de una escalerilla de 5 ó 6 peldaños, con lo que se ha conseguido un paso fácil entre los primeros y el espacio indispensable á tan importante departamento. Por último, la tercera abertura de pared, hecha al extremo de los mencionados gabinetes, tuvo por objeto facilitar una habitacion á la calle ó plaza exterior del edificio, en la parte de local, destinado á vivienda del Jefe de Escuela, pues todas las restantes ó de su inmediata posesion eran interiores y sin otras luces que las recibidas del huerto ó jardin de la casa. A lo dicho debemos añadir el entarimado de la nueva cátedra, los asientos en la misma, destinados á los escolares, como á su frente una elegante plataforma para el profesor. Tampoco creo muy necesario agregar que para el cumplimiento de esta obra habría de ser preciso arreglar la estantería de los aparatos, lucir las paredes, pintar el balcon y colocar las vidrieras …”

5)  El edificio del viejo convento comienza a reunir condiciones básicas para la enseñanza, pero no es un ejemplo de monumentalidad ( Memoria del curso académico 1865-1866)

“Cierto es que no encontramos en él la suntuosidad y magnificiencia que en otros Institutos, porque las condiciones arquitectónicas de su edificio no lo permiten; pero en cambio, á su bella y pintoresca situación, reune suficiente capacidad, luz y ventilación abundantes, aseo, comodidad y decencia, que son las condiciones que se buscan en los establecimientos literarios.”

6) El primitivo jardín botánico (Memoria del curso 1860-1861)

“También carece este Instituto de un jardin botánico, sin el cual no es posible hacerse con perfeccion el estudio de las plantas. Para poder adquirir un conocimiento exacto y completo de estas, es preciso examinar las diferentes fases que los vegetales presentan desde los primeros momentos de su existencia hasta que operan la maduracion de sus semillas, fijando de una manera muy precisa los fenómenos fisiológicos y patológicos que ofrecen durante su vida, es indispensable observarlos en todas las estaciones, comparando las plantas entre sí y apreciando las diversas metamófosis que en los órganos de muchas de ellas imprime el cultivo. Estas observaciones solo pueden hacerse en locales convenientemente dispuestos, ó recorriendo inmensos y dilatados paises en todas las estaciones y siendo esto último moralmente imposible á la generalidad de los jóvenes que se dedican al estudio de las ciencias naturales, si han de perfeccionarse en ellas, no queda otro recurso que el establecimiento de los jardines botánicos. Por eso se han designado estos en los planes y reglamentos de estudios como uno de los objetos necesarios para la enseñanza que se dá en los Institutos, y son muy pocos los establecimientos literarios de esta clase que de ellos carecen …”

7) El Instituto debe proporcionar una imagen externa, resultando indispensable la colaboración de la Diputación para su mantenimiento (Memoria de inauguración del curso académico 1877-1888, leída por el secretario del Instiuto, sr. Feijoo)

“ (…) Las atenciones por concepto de personal y más capítulos del presupuesto de ingresos han sido puntual y satisfactoriamente cubiertas por la Excma. Diputacion, durante todo el año académico, á que me refiero. Nuestra gratitud, pues, es tan grande, como grande y afectuosa es la solicitud, con la que atiende tan sagradas obligaciones. Sin embargo, la exigua suma de cantidades, consignadas en capítulos muy importantes, que imposibilita a esta Direccion llevar a cabo reformas tan indispensables al necesario lustre del primer establecimiento científico de esta provincia, nos impiden alegrarnos y felicitarnos completamente de un triunfo por tanto tiempo disputado, y por el mismo merecido. Nuestra gloria es la vuestra; y cuando con tanto ahínco se viene suplicando un año y otro año, cariño habrá en el fondo de nuestros corazones hacia este augustísimo templo, por verle revestido de las galas que merece su trascendental representacion. ¿Qué juzgaríais de un rey desataviado y sucio? Qué por el contrario de un pordiosero con púrpura corona y cetro? Aquí de Horacio ¿risum teneatis amici? Pues bien, dignísima Diputacion, sin enojo ni disgusto de ninguna especie, porque conocemos perfectamente los buenos deseos en que abundais, y las dificultades económicas porque ha trascurrido esta provincia desgraciada, os rogamos lo mas sentidamente, muy de veras, tendais cuanto antes la vista sobre las muchas necesidades, de que nos quejamos con dolor y con verdad para atenuarlas lo mas brevemente posible, á fin de que el Instituto Palentino brille cual debe no solo en su fondo, como á ello aspiran sus profesores, si que tambien por su aspecto o forma externa, parte esta, que casi os corresponde integramente.”

8) La necesidad de un Colegio de internos, narrada por el Director D. Inocencio Domínguez

“No es inferior el estado de prosperidad en que se encuentra así mismo el colegio de internos ó casa de pension adjunta á este instituto. Las mejoras que durante el finado curso académico se han hecho en sus localidades, el buen órden y disciplina que se ha introducido en el gobierno interior, y el esquisito celo é inteligencia con que han dirigido en sus estudios á los colegiales los Profesores de esta escuela D. Mamés Esperavé Lozano y D. Isidoro Inojal Sanz, á cuyo cargo estuvo este colegio en el curso anterior, han dado resultado tan satisfactorios, que no solo ha ganado crédito y crecido mucho en prestigio dentro de esta Ciudad, sino que su fama se ha estendido por todos los pueblos de la Provincia y hasta fuera de ella (…) Aunque este colegio no tiene mas recursos que las pensiones de los colegiales, su situacion económica es completamente satisfactoria. Sin embargo de haberse aumentado en el finado curso académico el número de pasantes y dependientes del colegio para el mejor servicio del mismo, todas sus atenciones han sido cubiertas con la mayor exactitud; se ha habilitado un nuevo dormitorio, se han lucido los antiguos y los claustros y galerías del colegio; se ha adquirido el menaje correspondiente para el cuarto de estudio, sala de recibimiento y comedor; se han satisfecho mil nuevecientos cincuenta y seis reales que el colegio se hallaba adeudando; y tengo la mayor confianza en que si, se le sigue protegiendo como en el curso anterior por la Junta Provincial de Instrucción pública, Dirección de este Instituto y algunos de los Profesores del mismo, los padres de familia que tienen que mandar á sus hijos fuera del lugar de su residencia, encontrarán en él un eficaz preservativo contra los males á que están expuestos los niños cuando se les deja en tan tierna edad abandonados á sí mismos; este Instituto un plantel en el que verá brillar los frutos de su enseñanza; los pobres virtuosos y honrados un asilo donde sus hijos puedan recibir gratuitamente una instrucción conveniente, y la Provincia un recurso para cubrir el déficit que se la reparte para el sostenimiento de esta escuela”.

9) Planteamiento de la oportunidad de construcción de un nuevo Instituto (Memoria leída en la apertura del curso académico 1896-1897, leída por D. Inocente Chamorro, secretario del Instituto)

“Siendo escasos los fondos de que se disponen para las atenciones todas de la enseñanza, puede decirse que este capítulo consume la cantidad total asignada al material del Instituto; y así tiene necesariamente que ocurrir … La utilidad de que estos sitios reunan las condiciones precisas al fin destinado, se ha impuesto á la escasez de recursos con que cuentan las Corporaciones ó el Estado á quienes se hallan encomendadas estas funciones. En varias capitales como Logroño, Coruña, Segovia y tantas más, se han construído edificios de nueva planta, que al gusto y esbeltez, reunen la capacidad y distribución convenientes. La ventaja de que tuviéramos aquí igual fortuna, permutando este edificio del Estado, por otro en condiciones para Instituto, que pudiera utilizar la provincia para otros servicios, sería una solución que colocara á Palencia bajo este aspecto al nivel de las capitales antes dichas”

10) El nuevo edificio. Idea de los arquitectos sobre sus características y estilo (Proyecto de Instituto General y Técnico para la ciudad de Palencia).

“Vamos á prescindir en nuestro trabajo, de disquisiciones históricas y no hemos de averiguar por lo tanto, donde tuvo la enseñanza su origen y las modificaciones que en el transcurso del tiempo sufrieron estos centros de instrucción. Sería tarea prolija y nada oportuna estudiar esta parte histórica y muy particularmente, señalar las múltiples modificaciones introducidas en nuestra Patria, durante los últimos veinte años en la enseñanza. Prescindiendo pues, del proceso histórico, tenemos para formular este trabajo como decimos anteriormente el programa trazado en las bases del concurso, que nos fija de manera clara y precisa todas las dependencias que integran el proyecto del futuro edificio, cuyo objeto primordial es la enseñanza. Conocido el fin que perseguimos, hemos procurado que la nueva construcción reúna las tres condiciones precisas para conseguir el buen servicio para el uso á que se destina. Son esas tres condiciones, la conveniencia, solidez y belleza; corresponden á ellas, las plantas, las secciones y los alzados. Es necesario tener en cuenta que en el amplio terreno ofrecido por el Excmo. Ayuntamiento (…) no hay edificación alguna, y como la construcción que nos ocupa ha de ser sin género de duda la mas importante que allí se edifique, debe servir de base para el proyecto de urbanización que formule el Ayuntamiento. En estas condiciones, era en nuestro concepto, muy racional … situar la fachada principal en la línea prolongación de la calle Mayor, proyectar una planta de forma casi cuadrada (…) Resuelta así la forma de la planta, creimos que ésta había de ser concentrada por la necesidad de un gran patio que nos proporcionara mucha luz y ventilación desarrollando á su alrrededor todos los servicios, por medio de crugías paralelas á las fachadas y otras más pequeñas paralelas a éstas, formando amplias galerías que nos ponen en fácil comunicación con todas las dependencias del edificio (…) Es costumbre en éste documento del proyecto, justificar la elección de estilo, pero en concepto de los que suscriben no es fácil determinar de un modo concluyente el estilo que debe adoptarse al construir un Instituto general y técnico. Son de creación reciente en nuestra nación, esencialmente bajo esta última denominación. Tal vez por que aparecieran edificios de ésta índole en el siglo XVII, podríamos haber adoptado el renacimiento castellano. Tal vez, su reciente creación hubiera justificado la adopción del llamado modernismo (…) Hemos adoptado el estilo á las necesidades del edificio cuyo fin es la enseñanza y sujetándonos al principio axiomático de que una clase no recibe jamás bastante luz, por eso exige muchos y grandes ventanales, elevados sus antepechos para que los alumnos no se distraigan viendo lo que pasa fuera, hemos tenido en cuenta los materiales que han de emplearse en la construcción y los procedimientos modernos de ésta. En la decoración hemos sido sinceros, acusando al exterior la extuctura de la planta, por eso se eleva el cuerpo central de la fachada principal acusándonos el gran Salón de actos, que exige mayor elevación, de aquí la mayor altura de la parte central de las fachadas laterales donde se han emplazado las viviendas. En resumen, hemos procurado, sujetándonos á las exigencias de la planta y de la construcción, que el edificio tenga proporción, Carácter y Armonía, que como es sabido, son las tres condiciones de la belleza en Arquitectura.”

11) Los laboratorios del Instituto nuevo: la importancia de la enseñanza experimental (Proyecto de Jerónimo Arroyo) 

“Simétricamente emplazadas en las crujías paralelas á las fachadas laterales, tenemos en ésta planta dos clases destinadas á asignaturas experimentales, capaz cada una para sesenta alumnos, una de ellas se halla en comunicación con los gabinetes de Agricultura é Historia natural y la otra con los de Física y química. En el gabinete de Historia natural, hay un departamento destinado á operaciones de preparaciones; en el de Física … se han clocado estantes para los aparatos y en el ángulo norte del edificio, se encuentra el local destinado al microscopio y otros dos pintados de negro, uno con las condiciones que exigen las prácticas de foto y radiografía, con mesas cuyos tableros serán de lava esmaltada como las de los laboratorios químicos y fregadero con agua corriente, y el otro, para manejar el espectroscopo, y polarímetro y verificar cómodamente observaciones radioscópicas y fotométricas. El laboratorio de Química … va provisto de mesas de operaciones, estanterías y horno con su correspondiente subida de humos. También se ha dispuesto un local destinado al desprendimiento de gases, que como el sulfhídrico, cloro y otros podrán obtenerse debajo deuna vitrina con ventilación directa y tiro forzado, para que el sobrante de ellos marche directamente á la atmósfera sin molestar al operador, ni causar perjuicio á los demás aparatos del laboratorio. Tenemos también las dependencias para prácticas de los alumnos. Es costumbre implantada por las Universidades alemanas, que los estudiantes tengan un cuarto en los laboratorios para que manipulen y aprendan á analizar y hacer experiencias, colocando al alumno en condiciones análogas á las que en que se encontraría una vez terminada su carrera. Tiene estos pequeños laboratorios mesas para los ensayos y operaciones de química, dispuestas en forma que sean facilmente vigiladas por el profesor. Se destina un local para balanzas y otro para depósito de productos y radiactivos, y en el ángulo oeste del edificio se encuentra el laboratorio de profesores; al vez á simple vista pudieran parecer exageradas las dimensiones dadas á esta dependencia; pero realmente no es así, pues aunque el personal no es muy numeroso, los diversos ensayos son á veces simultáneos; y frecuentemente una preparación ó experiencia requiere por mucho tiempo gran parte del laboratorio. Gaudet aconseja dar gran capacidad á ésta dependencia. Las clases y laboratorios tienen amplitud suficiente para el número de alumnos que á ellas han de concurrir. Tienen fácil y cómoda comunicación, con entrada de las clases á los laboratorios, ingreso independiente por la galería y despachos de los profesores. Llevan estas aulas de la planta principal, que se destinan á clases de asignaturas experimentales, una gran mesa instalada entre la del profesor y la primera grada para alumnos.”.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s